El consumo del vino blanco está cada vez más extendido y es una gran opción para refrescarse en verano, tanto para acompañar a las comidas en los restaurantes como en forma de rebujito o con el aperitivo. Prepara la nevera de tu establecimiento para acoger a los mejores vinos blancos de nuestro país a un módico precio inferior a los 12 euros.

Sumarroca Xarel.lo y Capricho Val de Paxariñas

Un fantástico vino blanco para servir bien fresco directamente de la nevera es el Sumarroca Xarel.lo con un nivel bastante alto y un toque de frescura muy elevado. Tiene ligeros toques de cítricos matizados presentando un equilibrio muy atractivo. Es de la bodega Sumarroca, Subirats en Barcelona y suele costar unos 7 euros.

Por su parte el Capricho Val de Paxariñas aporta la profundidad del paso del tiempo en botella. Se trata de un auténtico Godello del Bierzo con una gran frescura pero con cierto toque dulce. Fantástico para los sentidos y muy asequible para el bolsillo puesto que ronda los 10 euros, con una Denominación de Origen del Bierzo.

  • Blanco Nieva Pie Franco y Sa Rota Blanco Barrica

Otra gran apuesta para llenar la nevera de tu restaurante es el Blanco Nieva Pie Franco siendo uno de los números uno de Rueda y probablemente el más interesante en este nivel de precios. Es un vino muy intenso con reconocibles aromas a fruta madura, minerales, hinojo y ahumados. Su precio oscila entre los 9 y 11 euros y es un producto de la bodega Viñedos de Nieva, perteneciendo a la variedad del Verdejo.

Una propuesta siempre distinta y original que querrás introducir en tu carta es el Sa Rota Blanco Barrica ya que se trata de un chardonnay bastante fiel al origen y no tanto a las variantes nacionales de este sabor. Es muy fresco y fino en boca, un producto asombrosamente equilibrado. Se puede adquirir por unos 9 euros y pertenece a las bodegas de Bordoy en Baleares.

  • Aire en el Patio, Quintaluna y Ácrata Albillo

Un rincón especial en tu nevera para el único Aire en el Patio con sorprendentes aromas a manzana, prácticamente recordando a una sidra con un toque particular. Resulta sabrosamente vivo al paladar y con mucho cuerpo, por lo que se recomienda a los amantes del vino más atrevidos. Cuesta unos 9 euros y su origen es de Castilla La Mancha.

Cuando se trata del vino blanco Quintaluna podríamos hablar de un producto un poquito pesado para algunos paladares, aunque presenta un sabor intenso muy pronunciado. Estas sensaciones le pueden hacer perder la frescura así que será importante mantenerlo bien refrigerado. Se trata de un Verdejo con un precio de unos 6 o 7 euros la botella.

Con una uva albillo espectacular que se hace notar ampliamente el vino blanco Ácrata Albillo presenta una serie de aromas deliciosos a flores blancas unidas a manzana verde, mandarina y pera. Es un vino muy profundo y con un sabor muy característico que se puede adquirir por unos 8 euros.

Por Sergio Delgado