Seleccionar página

El mundo vive un episodio inédito con la propagación del Coronavirus, una crisis que se traslada a todos los sectores de la economía y sociedad.

Con medidas drásticas que se deben tomar para preservar, en primera instancia, la salud de las personas y para detener la propagación del virus. Una vez que esto pase, la hostelería y restauración vivirán una transformación positiva.

 

Desde finales de 2019, cuando se empezaron a conocer los primeros casos de Coronavirus en Asia, el mundo jamás proyectó un impacto tan masivo como el que se vive en 2020. En cuestión de semanas el virus se propagó generando miles de pérdidas humanas, el principal detonante para tomar medidas en los sectores que se basan en la atención al cliente. Para frenar el Coronavirus fue necesaria una cuarentena que redujera el riesgo de propagación del virus.

 

Una vez aplicada la cuarentena del Coronavirus, el sector de la restauración y hostelería, se sumó de manera responsable a esta iniciativa, una decisión que generó incertidumbre en una industria que depende de la circulación de miles de personas en todos los niveles de este modelo de negocio. Sin embargo, el aspecto económico pasó a segundo plano cuando la prioridad es reducir cualquier riesgo de contagio en la población.

 

Frenar la curva de crecimiento de los casos de Coronavirus ha sido la prioridad desde que países como España han declarado Estado de Alarma y una cuarentena obligatoria. Los bares, restaurantes, hostales y grandes cadenas hoteleras, han cerrado sus puertas para reducir el contacto y aglomeración de público, un episodio sin precedentes que busca educar a la población en general con el mensaje de permanecer en casa.

 

El coronavirus debe ser asimilado por la población como una fase, una etapa de la historia contemporánea que pasará, como ya han pasado otras crisis en otras épocas y que cuando eso suceda, será una época de transformación y crecimiento para los habitantes, así como para los comercios de todo tipo. Es necesario aplicar la creatividad y solidaridad en tiempos donde la incertidumbre parece ser pionera.

 

Precisamente con temporadas como la primavera y verano, el público tendrá la necesidad de recuperar el tiempo invertido en resguardarse. Vendrán épocas donde el Coronavirus sea un recuerdo y las energías se enfoquen a disfrutar con familia y amigos; será entonces cuando los bares y restaurantes tendrán de nuevo una época de prosperidad.

 

Hostelería y restauración después del Coronavirus

 

Dos de los principales sectores que mueven la economía de un país tan turístico como España, son la hostelería y restauración, antes y después del Coronavirus, serán sectores que necesiten de la población para poder crecer y mantenerse. Una vez pase la crisis del Coronavirus, el público meta tendrá una necesidad genuina de sentirse libre, sin riesgos y con la comodidad de poder escoger sus destinos de preferencia y sus productos favoritos.

 

Cuando termine la Crisis del Coronavirus, incluso durante su última fase, el público de los sectores de hostelería y restauración, podrían tener cierta ansiedad de poder consumir de nuevo estos servicios, como respuesta a una cuarentena que limitó sus opciones, por lo que las estrategias deben apuntar a generar en el público la sensación de calma, confort y atención que van a requerir.

 

Cómo presentar los productos después del Coronavirus

 

Después de una crisis sanitaria como el Coronavirus, el público desarrollará una necesidad de consumir productos o servicios con las máximas medidas de higiene, con presentaciones seguras y que generen tranquilidad. Es por eso que los negocios de hostelería y restauración deberán optar por equipos que puedan brindar una serie de características que logren satisfacer esas necesidades.

 

Por ejemplo, los bares, restaurantes y comercios donde se venden productos para el consumo, deberán contar con equipos seguros y confiables, como los frigoríficos y neveras inteligentes Wondercool, donde las bebidas se mantengan en la temperatura correcta para su consumo. Al pasar la crisis del Coronavirus, el público será mucho más exigente con lo que consume y para eso hay que estar preparados con los mejores equipos.

 

Con la subida de las temperaturas que se avecinan para el final de la primavera e inicio del verano, será esencial contar con alternativas como Wondercool, que garanticen productos refrescantes durante la temporada donde el calor será protagonista y el Coronavirus esté completamente superado.

Una crisis como la del Coronavirus pasará generando en el público una nueva necesidad de consumir productos en las condiciones más óptimas.

Por Sergio Delgado

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Te ayudo?