El calor del verano es cada vez más inclemente y uno de los electrodomésticos de cocina que sufren más durante esta temporada son precisamente las neveras inteligentes.

Este tipo de aparato que ha sido creado para mantener las cosas frías y en buen estado.

No solo consumen mayor energía eléctrica, sino que además requieren de cuidados especiales para que su funcionamiento no se vea afectado por la ola de calor que azota esta parte del planeta.

Las neveras inteligentes fueron diseñadas para refrigerar diferentes alimentos, bebidas e incluso mantener a ciertas temperaturas algunos productos de belleza.

Lo cierto es que en el verano, el calor hace que su uso y tráfico de productos sea mucho más alto ya que se necesita consumir mayor cantidad de agua fría, bebidas en general así como alimentos que no toleran el calor y que deben ser más refrigerados que en otras épocas del año.

La ubicación de las neveras inteligentes es clave

1-El lugar donde se ubican las neveras inteligentes termina siendo un punto clave a la hora de cuidar la integridad de este artefacto. Este tipo de electrodoméstico no ha sido diseñado para soportar altas temperaturas, pues su funcionamiento óptimo más bien fabrica temperaturas bajas.

2-Es por eso que lo correcto es que estas neveras no estén expuestas al sol bajo ninguna circunstancia. Si la nevera está cerca de una ventana, durante la ola de calor, la ventana debe permanecer cerrada, pues con exceso de calor, el motor de la nevera hacer mayor esfuerzo para enfriar.

3-Crear la cultura de abrir las neveras inteligentes con mayor precisión es la clave para evitar una factura de electricidad muy alta. Por lo general cuando se revisa la nevera, se busca algo que apetezca obligando a tener la puerta abierta con mayor duración, esto en una época como el verano termina haciendo que la nevera se esfuerce mucho.

Lo ideal es ser precisos y saber antes de abrirla lo que se va a sacar, esa es la función de su puerta de vidrio. Así el impacto en el bolsillo también será menor a final de mes cuando llegue la nueva factura de luz.

Usar la nevera como estante perjudica los alimentos

1-Es más común de lo que parece, pero usar las neveras inteligentes como estantes para el resto de la comida suele ser una práctica del día a día.

2-Aunque esto se hace en muchos casos por temas de espacio, cuando se dejan afuera alimentos como frutas por pensar que pueden resistir, en épocas como el verano sucede todo lo contrario, pues es cuando menos resisten las frutas y vegetales.

3- Es por eso que antes de dejarlos afuera, es mejor meterlos en la nevera. Un buen truco por si el espacio es limitante. Es preparar o procesar alimentos que envasados ocupan mucho menos espacio.

4- A la par de dejar de usar la nevera como estante, también se debe medir mejor el peso, pues gran cantidad de alimentos supone un mayor esfuerzo para la nevera, congelar alimentos preparados para utilizarlos será más práctico que almacenarlos en crudos.

El esfuerzo de este tipo de electrodoméstico se evidencia en el arranque que hace por funcionar que a su vez termina siendo reflejado en la factura del servicio a final de mes.

Copy: El truco para que las neveras inteligentes funcionen mucho mejor en una época como el verano es escoger una buena ubicación así como no forzarla a trabajar de más.

Por Sergio Delgado