Cuando la refrigeración es vital en un negocio de alimentación, es de suma importancia aprovechar los espacios al máximo.

Es muy probable que los equipos de refrigeración ocupen un buen volumen del espacio donde serán ubicados, representando sacrificar la posibilidad de ubicar más mercancía o productos.

Es por eso que para sacarle el mayor provecho a equipos como las cámaras frigoríficas, podemos reunir algunos trucos para aprovechar al cada uno de estos rincones en los negocios y así hacer uso útil de esos espacios que por lo general necesitan visibilidad tanto para el cliente como para los trabajadores.

Las cámaras frigoríficas son equipos de refrigeración necesarios para negocios de alimentación en diferentes rangos, desde los más modestos hasta supermercados, estos equipos son los que permiten darle la refrigeración correcta a los diferentes tipos de alimentos que lo requieren, desde carnes de todo tipo, helados, vegetales y un sinfín de alimentos procesados que necesitan permanecer a bajas temperaturas antes de poder estar aptos para ser consumidos.

Lo cierto es que este tipo de equipos ocupan una cantidad importante de espacio y para que esto no represente un reto, es mejor sacarle provecho de manera creativa cuidando siempre las condiciones de higiene y salubridad.

Las cámaras frigoríficas y los espacios aéreos

Por lo general las cámaras frigoríficas ocupan espacios en un solo bloque, sus puertas pueden desplegarse o subirse para poder acceder a ellas. Tomando en cuenta esta premisa, se puede sacar buen partido de ellas dando visibilidad a espacios aéreos que funcionen en paralelo con este equipo.

Algún estante sobre la cámara frigorífica podría ir perfectamente sobre ella siempre y cuando no entorpezca la forma correcta de abrir y cerrar sus puertas. Lo más importante es que el tráfico de usuarios pueda utilizar sin dificultad este equipo.

Para aprovechar los espacios aéreos que deja una cámara frigorífica, es importante tomar en cuenta que por lo general con su ubicación se sacrifican estos espacios que se pueden aprovechar.

El mejor consejo es ubicar sobre ellos artículos que no generen un riesgo para la cámara, bien sean líquidos, envases que se puedan romper y objetos muy pesados, que signifiquen un riesgo para quien quiera tomarlos y que por accidente, pueda representar un episodio engorroso.

La ubicación en espacios aéreos próximos a las cámaras frigoríficas dependerá directamente de las proporciones de la misma, pues algunos equipos cuentan con una profundidad prolongada que haría muy difícil tener acceso a productos sobre ella.

¿Cómo complementar la ubicación de una cámara frigorífica?

La cámara frigorífica representa uno de los equipos que mejor puede promover la acción de compra, pues el consumidor entra en contacto directo con los productos y decide si comprarlos o no justo en ese momento.

Es por eso que la ubicación de la cámara frigorífica es tan importante, pues representa compras inmediatas basadas en la apariencia, calidad, cantidad y condiciones del producto.

Un buen truco sería saber complementar la ubicación de las cámaras frigoríficas con la intención de que permitan aplicar la compra por asociación de otros productos.

Para poder activar la compra por asociación de otros productos, se debe determinar qué clase de productos se van a ubicar en la cámara frigorífica,

Por ejemplo, si se trata de almacenar carnes rojas para barbacoa, sería ideal ubicar muy cerca de la cámara los complementos para esa barbacoa, desde salsas, especies, condimentos y hasta utensilios de cocina, todo esto puede influir directamente a que el consumidor se anime a comprar el producto que allí se almacena.

Otro truco realmente importante para aprovechar los espacios en los negocios de las cámaras frigoríficas, es ubicar los precios de una manera fácil de asimilar.

Dependiendo del tipo de puerta, se podría optar por aprovechar el espacio próximo a la cámara frigorífica para mantener de forma ordenada y por ubicación el precio específico de cada producto, esto es de suma importancia, pues si el consumidor final no consigue el precio con facilidad, se puede incluso desanimar de la compra por ahorrarse la acción de tener que preguntar.

También en los espacios próximos a la cámara frigorífica se podrían ubicar avisos llamativos que hagan referencia a algún tipo de promoción, empaque o algún atractivo que tengan los productos que de momentos están almacenados allí.

Es importante recordar que las cámaras frigoríficas requieren de limpiezas periódicas que sean realmente efectivas.

Debido a que se trata de alimentos congelados, cualquier residuo se puede desprender y crear algún tipo de bacteria o mal olor, antes de que eso suceda, las normas de higiene, independientemente de su ubicación, deben ser rigurosas y eficaces.

El servicio a estos equipos además garantiza que su periodo de vida útil sea mucho más alto, algunos de estos equipos especifican la cantidad de productos que pueden congelar, es por eso que es recomendable no abusar de las capacidades de las cámaras frigoríficas, porque al dañarse no solo sufriría el equipo, sino también los alimentos que en ella se encuentran.

Por Sergio Delgado